| 11/29/2002 12:00:00 AM

Parentesco en contra.

Al senador Luis Guillermo Vélez le va a tocar declararse impedido al menos en dos o tres aspectos de la reforma tributaria. Resulta que su hijo Luis Guillermo es un reconocido lobbysta de empresas de los sectores financiero, de cigarrillos y licores. Incluso, como las mayorías en el Congreso son uribistas, hay senadores que no ven con buenos ojos la asesoría del hijo del senador liberal oficialista.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.