| 4/11/2003 12:00:00 AM

No hay felicidad completa

La recuperación vista en la vivienda de estratos altos en Bogotá tiene contentos, pero preocupados, a los constructores. Resulta que después de la crisis, los constructores solo arrancan a construir cuando tienen casi vendido el proyecto. Entre el momento en que sale el proyecto y la entrega de la vivienda, fácilmente pueden pasar 12 ó 18 meses, por lo que en la práctica los precios de venta se están congelando, mientras el costo de la materia prima sube. El incremento de cerca del 12% que ha tenido el hierro en los últimos meses prendió las señales de alarma, porque si la oferta de vivienda sigue creciendo y se disparan los precios de la materia prima, esto va a afectar los cada vez más reducidos márgenes del negocio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.