| 2/2/2001 12:00:00 AM

¿Montoya ya no canta Bon Flan?

Con su paso a la Fórmula Uno, Juan Pablo Montoya no solo llegó a la máxima categoría del automovilismo en el mundo, sino que sus aspiraciones económicas para los patrocinios de marcas colombianas también se elevaron. Incluso se duplicaron. Todo parece indicar, entonces, que Texaco --además por incompatibilidades con los proveedores de aceite de la Williams--, Deprisa, Alpina, 007 Mundo, Colpatria y Pony Malta tendrán que diseñar nuevas estrategias publicitarias sin el corredor colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?