| 8/17/2007 12:00:00 AM

Mal sabor

En el gobierno hay discrepancias sobre el manejo que se le está dando a la candente situación que han generado las diferencias entre la Superindustria y Comercio (SIC), y la banca y las redes por el valor de las comisiones de las tarjetas de crédito. Algunos miembros del alto gobierno creen que no es sano que los principales bancos busquen eludir a través de la Superfinanciera, los compromisos que ya habían adquirido con la SIC y menos que quieran que el nuevo Superfinanciero, César Prado, estudie la solicitud de la banca sobre el tema de la fijación de las comisiones. Sobre todo si se tiene en cuenta que cuando Prado trabajaba en el Ministerio de Hacienda, esta cartera presentó un proyecto de decreto que buscaba cerrarle las posibilidades a la Superindustria de ejercer vigilancia y control sobre las redes en el caso de las comisiones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?