| 11/19/1999 12:00:00 AM

Libertad para los bancos.

El presidente Clinton acaba de firmar una ley que deroga las restricciones que pesaban sobre el sistema bancario estadounidense para invertir en empresas de seguros, pensiones y del sector real. Estas restricciones, adoptadas como norma de prudencia en la depresión de los 30, marcaron la gran diferencia institucional con los sistemas financieros europeos, cuyos bancos han contado con libertad para invertir en otras empresas. Este cambio de la doctrina estadounidense, que fue seguido por Colombia desde la Misión Kemmerer, seguramente abrirá las puertas para legitimar grandes innovaciones en la estructura financiera en nuestro país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?