| 4/11/2008 12:00:00 AM

Lento, muy lento con Venezuela


A pesar de la normalización en las relaciones comerciales con Venezuela, algunos sectores han sentido el rigor de la discrecionalidad de los funcionarios del vecino país. Un caso específico lo enfrentan los exportadores de autopartes, que han elevado varias quejas ante sus gremios y el Gobierno, por las trabas en la frontera para avalar las certificaciones de calidad. La empresa Saint Gobain, por ejemplo, tuvo que acudir recientemente al Icontec para que tramitara un aval de la calidad de sus productos con su homóloga venezolana, Fondenorma. Aunque todos los casos se han solucionado, no dejan de generar molestia entre los exportadores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?