| 11/26/2004 12:00:00 AM

Las objeciones de la superindustria

Tras la objeción de la Superindustria a la integración de las marcas de detergentes de Colgate al portafolio de Procter & Gamble, el turno le tocó a Postobón. La entidad ratificó la objeción a que Quaker deje que Postobón produzca, embotelle y distribuya Gatorade. Ante esta ratificación, la vía gubernativa queda agotada y solo queda demandar la nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso. La que todavía tiene derecho a pataleo es P&G.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?