| 4/28/2000 12:00:00 AM

La factura es el foco.

Los bancos están enfilando baterías para meterse en un proyecto de domiciliación de pagos, que evitará la emisión de facturas a las empresas de servicios públicos. La entidad financiera se encargaría de imprimir y enviar la factura de la energía, el agua y el teléfono, junto con los extractos de las cuentas. Esa sola innovación, que se cruza con el proyecto de la EEB de unificar la factura de todos los servicios de la capital, les ahorraría a las empresas de servicios públicos cerca de $800 millones mensuales. Davivienda es una de las más activas en impulsar este programa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.