| 11/12/2010 12:00:00 PM

Guerra cafetera

Jorge Humberto Botero, presidente de la Asociación de Exportadores Privados de Café, Asoexport, dijo que estaba en desacuerdo con el papel de la Federación de Cafeteros como regulador y a la vez competidor en ese mercado. Como respuesta, Fedecafé canceló su presentación y la de su centro de investigación, Cenicafé, en la asamblea de Asoexport. Ahora, el gremio de los exportadores replicará. Le llevará al Gobierno dos estudios, uno constitucional y otro económico, en los que demostraría que el doble papel de Fedecafé es inconstitucional e inconveniente para el país. La guerra parece declarada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?