| 10/26/2007 12:00:00 AM

¿Guardianes de la fe pública?

El 20 de julio salió en primera página de El Tiempo un aviso en el que se les informaba a los aspirantes a ser notarios que la Supernotaría no posesionaría a quienes estuvieran inhabilitados para desempeñar el cargo. ¿Advertencia obvia? Al parecer no lo era. Cuando se cruzó la información de los aspirantes, se encontró que 70 notarios que esperaban continuar en sus cargos estaban inhabilitados, a pesar de haber declarado bajo juramento que no lo estaban. Peor aún, 35 de ellos están aún en el proceso de selección y fueron convocados a entrevista. El Consejo Superior de la Carrera Notarial ya los llamó a que explicaran su situación. El problema puede ser mayor porque aún no se han hecho los cruces de los aspirantes que hoy no son notarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?