| 4/23/1999 12:00:00 AM

Gran negociador

Julio Carrizosa, uno de los anteriores dueños de Granahorrar, sigue mostrando su habilidad de negociación. En los últimos meses ha buscado saldar deudas con la banca con la entrega de acciones de algunas empresas. Después de que bancos privados se negaron a recibir acciones de una conocida empresa más allá de su valor en libros, Carrizosa logró que el Banco del Estado le reconociera dichas acciones por dos veces su valor en libros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?