| 2/11/2000 12:00:00 AM

Goles tributarios.

La DIAN, al finalizar 1999, hizo dos goles mayúsculos. En el decreto 2585 obligó a ciertas empresas a hacer ajustes por inflación de activos con base en la tasa representativa del dólar. Al ajustarlos al 21,5%, las empresas con mayor deuda y contratos de infraestructura, como ductos de petróleo y gas, aumentan las utilidades contables y los impuestos en miles de millones de pesos. Por otra parte, en la ley 550, la DIAN incluyó la obligación para las empresas en reestructuración de ponerse a paz y salvo con la DIAN para contratar con el Estado. Ello ha dificultado la reestructuración de textileras y constructoras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.