| 7/21/1998 12:00:00 AM

En casa de herrero...

Increíble pero cierto. La Superintendencia de Sociedades, encargada de vigilar a las empresas y que no perdona que una entidad incumpla los plazos para la entrega de sus balances, será sancionada, precisamente, por no presentar a tiempo sus propios estados financieros. La Contraloría General prepara una multa contra la entidad que puede oscilar entre uno y cinco salarios devengados por el superintendente César Ucrós.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?