| 4/13/2011 12:00:00 AM

El contrato de las discordias

Con una tasa de retorno interno de 38% –la más alta del país– el contrato de alumbrado público de Neiva representa actualmente uno de los negocios más rentables para Diselecsa, empresa de la familia Merlano. La polémica que ha rodeado su ejecución se atizó el sábado 9 de abril, cuando al Concejo de la ciudad autorizó al Alcalde para negociar una ampliación de la concesión, pactada inicialmente a veinte años, por diez más. Las propuestas que están sobre la mesa no convencen a la ciudadanía ni a un comité intergremial encabezado por la Cámara de Comercio. El concesionario ofrece rebajar un par de puntos en la tasa, pero no parece dispuesto a ceder en la modificación del Índice de Precios al Consumidor pactado en un 18% fijo. La Contraloría investigará un millonario detrimento patrimonial para el municipio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?