| 11/14/2003 12:00:00 AM

Deuda verde.

Las empresas que explotan esmeraldas en Cundinamarca y Boyacá le deben a Minercol cerca de $20.000 millones por canon superficiario, regalías y asesoría técnica. Un grupo de las empresas más grandes estableció acuerdos de pago con la estatal minera, y los está cumpliendo sin tropiezos. Sin embargo, decenas de empresas pequeñas y medianas no le han reconocido nada hasta la fecha. Estas firmas además le adeudan una cifra multimillonaria por consumo de energía a Electroboyacá. Los expertos temen que una buena parte de la cartera sea irrecuperable y que otra parte haya prescrito. Por eso, se espera que Minercol comience a sanear su balance castigando esas partidas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?