| 7/6/2007 12:00:00 AM

Decisión equivocada

El decreto que les permite a las empresas expedir facturas electrónicas podría haber sido un elemento muy importante para modernizar logística del país. Sin embargo, una decisión de la DIAN le hizo perder casi todo su poder. La entidad dispuso que solo pueden expedir estas facturas las empresas certificadas con ISO9000. Así quedan por fuera la mayoría de las empresas del país, y muchos proveedores de los hipermercados que están tratando de implantar la factura electrónica. La DIAN argumenta que con ese requisito se asegura un estándar alto de calidad y seguridad en la información. Por lo que se pierde, ¿no será hora de reconsiderar la norma?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?