| 6/1/1993 12:00:00 AM

Confidencias

CONTRARIO AL optimismo del gobierno sobre el plan de expansión eléctrico, la verdad es que todo sigue en el tintero de las buenas intenciones. Urrá y la Miel no tienen conformado su paquete financiero. Es muy difícil armar ese paquete sin participación de entidades multilaterales como el Banco Mundial y el BID. El Banco Mundial no está interesado en participar en los grandes proyectos de generación y el BID solamente se involucrará en Porce, que le corresponde a las Empresas Públicas de Medellín.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?