| 7/1/1993 12:00:00 AM

Confidencias

LA SUPERINTENDENCIA Bancaria se ha mostrado poco receptiva con los Fondos de Cesantías. El Superintendente podría interpretar la Ley 50 en el sentido de que el rendimiento mínimo de los Fondos fuera el DTF menos los gastos de administración y no el DTF a secas como es hoy en día. Los fondos son en realidad fiducias, y en ninguna parte dice que las fiducias no puedan cobrar sus costos de operación. La situación es tal, que las pérdidas estimadas de todo el sistema para el segundo trimestre del año son de $3.500 millones, sobre un capital total de $14.000 millones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?