| 8/1/1993 12:00:00 AM

Confidencias

HOMMES LE dijo a los banqueros que si no bajaban las tasas de interés no podría detener a María Mercedes de Martínez y al nuevo miembro de la Junta del Banco de la República Salomón Kalmanovitz, ambos partidarios de aplicar control a las tasas. La idea de forzar un descenso de las tasas torciéndole el brazo a los bancos oficiales para que lideren el movimiento siempre ha fracasado. Lo único que hace esta medida es crear distorsiones entre el grupo de bancos oficiales y el resto del sector. ¿Y después, cómo pedirle buenos resultados a los gerentes de los oficiales?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?