| 9/1/1994 12:00:00 AM

Confidencias

Fernando Botero tiene catorce asesores civiles. Para acomodarlos en el Ministerio de Defensa sacó de sus oficinas a unos cuantos generales de uno y dos soles. El viceministro tiene 25 años y le dio una pataleta cuando se enteró que su carro era un Mazda y no un Lancia ni un Mercedes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?