| 2/1/1995 12:00:00 AM

Confidencias

El ministro Marín no ha podido nombrar a nadie en la Superintendencia cíe Industria, después que su candidato resultara implicado en una investigación de la Beneficencia de Antioquia. De pronto es mejor que no nombre, puesto que lo peor sería que esta dependencia se politizara nuevamente después que, con gran esfuerzo, fuera reestructurada y tecnificada en el gobierno anterior.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?