| 2/1/1995 12:00:00 AM

Confidencias

Las sociedades fiduciarias temen que la Superbancaria las obligue a valorar sus portafolios a precios de mercado. El argumento que esgrimen es que no es necesario hacerlo porque el portafolio no lo van a liquidar inmediatamente. Las fiduciarias consideran que si los obligan a reportar día a día el rendimiento de su portafolio, los clientes no entenderían y habría una corrida masiva. Los fondos comunes ordinarios experimentaron una caída de 31% entre octubre de 1993 y 1994, debido al alza en las tasas de interés.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?