| 8/1/1995 12:00:00 AM

Confidencias

En la constitución de la fiducia de las acciones de Cenientos Paz del Río, propiedad (le Acerías, a favor de los bancos acreedores, se cometió el error de que no se constituyó un patrimonio autónomo sino un encargo fiduciario. Las acciones de la fiducia sólo se pueden entregar a los bancos si la administración de Paz del Río así lo ordena. La administración es la junta concordataria, que no va a entregar así no más la mejor garantía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?