| 8/1/1995 12:00:00 AM

Confidencias

Swipco, la misteriosa firma de capital mínimo y con acciones al portador que escogió Fernando Botero para asesorar al Ministerio de Defensa a cambio de una comisión por fuera del presupuesto nacional del 4% sobre todas las compras militares, sostuvo en carta a DINERO que uno de sus accionistas era el señor Stephen Roberts, presidente de Oppenheimer, un reputado banco de inversión. El señor Roberts ha negado tal vinculación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?