| 8/1/1995 12:00:00 AM

Confidencias

Sabas Pretelt, presidente de Fenalco, que empezó como uno de los dirigentes gremiales más independientes frente al gobierno Samper, se volvió una mansa ovejita cuando el IFI financió a los comerciantes que habían adquirido el Banco Nacional del Comercio, para recapitalizarlo. El hueco del antiguo Banco Caldas era cíe tal tamaño que estaba en vías de liquidación si no se vendía. Mientras tanto, los bancos corresponsales extranjeros han reducido su exposición con el BNC.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?