| 8/1/1995 12:00:00 AM

Confidencias

La guerra de tarifas aéreas ha comenzado a tener efecto en las finanzas de Aces, la aerolínea que se atrevió a quebrar la hegemonía de Avianca en los vuelos nacionales. La presidencia ha ordenado recortar gastos en todos los niveles, con excepción de aquellos destinados al mantenimiento de aviones, seguridad aérea y servicio al cliente. Como las pérdidas operativas no prometen recuperarse de manera instantánea, luce que Aces recibirá con modestia y sin muchos bombos ni platillos sus 25 años de actividades, a mediados de 1996. El libro conmemorativo, por ejemplo, ha sido puesto en el tintero, con gran pesar para el equipo de Juan Emilio Posada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?