| 10/1/1995 12:00:00 AM

Confidencias

Venezuela no tiene presidente (¿suena conocido?). Empresarios del grupo Sudamtex, que tenían una audiencia con Caldera, tuvieron que abandonar el salón cuando el presidente se quedó dormido. Lo peor es que después no hubo forma de despertarlo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?