| 5/1/1997 12:00:00 AM

Confidencias

Lo primero que hizo Carlos Ronderos, al posesionarse como ministro de Comercio Exterior, fue terminar el contrato de lobbying con la firma Gibbons & Co., que cobraba US$30.000 mensuales y asesoraba en materias de comercio exterior.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?