| 6/1/1997 12:00:00 AM

Confidencias

La despedida a Horacio Ayala de la dirección de la DIAN fue por lo alto. Los empleados le hicieron tremenda fiesta en el Chinauta Resort (ex Perafán) y le regalaron un reloj de oro Cartier y unas mancornas del mismo material. ¿De dónde sacan unos pobres asalariados del gobierno para pagar todo esto?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?