| 7/1/1997 12:00:00 AM

Confidencias

Varios industriales colombianos del sector químico y de alimentos han comenzado a recibir tentadoras cotizaciones de azúcar brasileña. Frente a un precio del producto de US$550 por tonelada, la brasileña se vende a US$250. A pesar de la ventaja competitiva que significaría usar el insumo extranjero, los clientes nacionales enfrentan un serio problema: el azúcar está protegida.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?