| 5/9/2008 12:00:00 AM

Chavismo divide a sindicatos


La planta de producción de vehículos de General Motors en Venezuela estuvo paralizada lunes y martes de la última semana de abril por un inusual enfrentamiento entre los trabajadores sindicalizados. Los directivos de la compañía tomaron la decisión de suspender operaciones ante las agresiones y acaloradas discusiones registradas entre los sindicalistas que están a favor del presidente Hugo Chávez y quienes se oponen a su mandato. Aunque la compañía reanudó operaciones el miércoles, muchas heridas quedaron abiertas por los duros enfrentamientos que podrían terminar afectando la producción de la planta.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?