| 11/14/2003 12:00:00 AM

Cartas abiertas.

Los fondos de pensiones están más interesados que nunca en papeles privados de largo plazo. La emisión de bonos del Grupo Aval que saldrá la semana próxima evidenció las preferencias de inversión de estas entidades. Uno de ellos se quejó porque consideró que el plazo máximo de los bonos (10 años) es corto. Estarían interesados en demandar títulos a 15 años. Otro se quejó porque el monto de la emisión, $200.000 millones, le pareció pequeño. Montos gruesos, plazos largos, esa es la fórmula para venderles a los fondos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?