| 3/21/2003 12:00:00 AM

Bochornoso espectáculo.

Las autoridades de Barranquilla esperaron hasta el último día para dar el permiso al concierto de Shakira. La razón fue que la Alcaldía, el Instituto de Recreación (IRB) y la Policía exigían boletas gratis. Al final, les dieron 300 a la Alcaldía, 350 a la Policía y 300 al IRB. La otra sorpresa fue que a última hora la Policía pidió $80 millones por su servicio. Terminaron poniéndoles 10 buses gratis para traslados, 2.000 refrigerios y $7 millones para arreglar los carros donde transportan los perros antiexplosivos. En Bogotá, la Policía colaboró sin pedir nada a cambio y ninguna entidad pidió boletas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.