| 3/21/2003 12:00:00 AM

Bochornoso espectáculo.

Las autoridades de Barranquilla esperaron hasta el último día para dar el permiso al concierto de Shakira. La razón fue que la Alcaldía, el Instituto de Recreación (IRB) y la Policía exigían boletas gratis. Al final, les dieron 300 a la Alcaldía, 350 a la Policía y 300 al IRB. La otra sorpresa fue que a última hora la Policía pidió $80 millones por su servicio. Terminaron poniéndoles 10 buses gratis para traslados, 2.000 refrigerios y $7 millones para arreglar los carros donde transportan los perros antiexplosivos. En Bogotá, la Policía colaboró sin pedir nada a cambio y ninguna entidad pidió boletas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?