| 5/17/2002 12:00:00 AM

Anticipó la tarea.

Juan Manuel Santos estaba tan dispuesto a aceptar el cargo de gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, que aprovechó su reciente viaje a Washington para hablar durante una cena con el ex presidente Bill Clinton y sugerirle que la fundación que dirige, y que ayuda a los países africanos, se ocupe también del problema cafetero. Clinton se mostró interesado y le pidió a Santos que le enviara un memo contándole en qué podría consistir la ayuda. Se le barajó el nombramiento, pero ojalá no se baraje el interés de Clinton.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.