| 5/15/2009 12:00:00 AM

Vecinos y amigos

Vecinos y amigos

Pese al escenario turbulento que vive la economía mexicana, el director de Proexport en México, Enrique Stellabatti, cree que hay muy buenas oportunidades de negocios bilaterales. Aunque reconoce que el proceso devaluacionista que ha vivido la moneda mexicana en las últimas semanas ha encarecido las exportaciones colombianas hacia ese país, considera que ese es un mercado en el que se deben hacer apuestas de largo plazo.

La relación bilateral Colombia-México ha mantenido un constante ritmo de crecimiento en la última década, aunque la balanza comercial ha favorecido tradicionalmente a México. Este fenómeno se ha agudizado a partir de 2005, cuando comenzó la desgravación automotriz entre los dos países, la cual ha permitido importar desde ese mercado vehículos con aranceles inferiores a los que se aplican a otras naciones.

Al cierre de 2008, las exportaciones colombianas a México alcanzaron US$617 millones, concentradas principalmente en carbón, fuel oil, aceites vegetales y libros, principalmente. Las importaciones, por su parte, ascendieron a US$2.986 millones, la mayoría de las cuales corresponden a vehículos, televisores y celulares.

Eduardo Robayo cree que, aunque en México hay grandes oportunidades para los empresarios colombianos, todavía hay que trabajar para remover algunos obstáculos de carácter no arancelario que mantienen las autoridades aduaneras mexicanas y que restringen el acceso de la oferta colombiana.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.