| 9/28/2007 12:00:00 AM

Venezuela ¿retorno incómodo a la CAN?

El regreso de Venezuela a la CAN podría traer muchas complicaciones para Colombia y para las negociaciones del acuerdo de asociación con la unión Europea.

Después de la visita del presidente venezolano Hugo Chávez a nuestro país, en los diferentes escenarios políticos y económicos no se deja de hablar del posible retorno de Venezuela a la Comunidad Andina de Naciones -CAN-. "Chávez creyó que su ingreso al Mercosur estaba garantizado, pero no fue así porque allá ven con mucha preocupación su fuerte oposición al desarrollo de la industria del biocombustible", dice el experto en comercio internacional Marcel Tangarife. Es por eso que el camino más fácil y más digno para el mandatario es retornar a la CAN.

Frente a esta posibilidad, el presidente Álvaro Uribe se ha mostrado optimista, teniendo en cuenta la incertidumbre de la aprobación en Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio (TLC), y el crecimiento imparable de las exportaciones de nuestro país hacia Venezuela. Sin embargo, no muchos están de acuerdo con Uribe.
 
El regreso de Venezuela no le garantiza a Colombia mantener su flujo de exportaciones. Además, podría dejarnos en una posición de desventaja frente a una polarización política dentro del mismo bloque, y hacer más difíciles las negociaciones con la Unión Europea. "Si Venezuela quiere regresar, lo mejor es que lo haga como miembro asociado como hoy lo es Chile, o tal vez le convendría más a Colombia negociar un acuerdo bilateral de comercio. De esta manera no nos arriesgamos a generar una crisis política dentro del marco del grupo andino", afirma Santiago Rojas, ex viceministro de Comercio Exterior.

Las implicaciones
En los primeros seis meses del año, Venezuela siguió mostrando una dinámica comercial importante con Colombia. Sus compras aumentaron 69%, alcanzando los US$1.905 millones. Son quizás estas reveladoras cifras las que han impulsado al presidente Uribe a reiterar su invitación a Venezuela para que regrese a la CAN.
 
"Sin duda, por lo que representa en términos de exportaciones, nuestra relación comercial con éste país necesita tener un marco jurídico. Actualmente, y hasta dentro de cuatro años, tendremos las prerrogativas arancelarias de la CAN, pero otros temas importantes como por ejemplo solución de controversias, o propiedad intelectual los tenemos en el aire," asegura Maria Luisa Chiappe, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo-Venezolana. En ese sentido nos convendría mucho que Venezuela regrese como miembro pleno del bloque.

Por su lado, Freddy Elhar, secretario general de la CAN, invoca al libertador Bolívar: "Por encima de que este país es uno de los mayores socios comerciales de Colombia, está el hecho de que somos países hermanos. Los países andinos tenemos que estar unidos en la diversidad y profesar cada uno un profundo respeto por el proyecto político que se desarrolla en su territorio", dice Elhar.

Pero tener a Venezuela de nuevo en el bloque andino tiene sus complicaciones. Para Rojas, la CAN no es el marco jurídico más conveniente para nuestras relaciones con Venezuela. "No nos podemos olvidar que el bloque andino va más allá de la liberalización de las barreras arancelarias, y hemos cedido soberanía para establecer normas comunitarias en materia de inversión, propiedad intelectual, movimiento de personas, transporte, compras públicas y competencia entre otras. Tampoco podemos olvidar que para las decisiones que se toman alrededor de estos temas impera la mayoría y si Venezuela regresa tenemos todas las de perder si tenemos en cuenta la división ideológica que existe hoy en día al interior del bloque".

Aunque Tangarife cree que esta polarización de posiciones políticas -Bolivia, Ecuador, Venezuela y Colombia-Perú- puede ser útil para impulsar proyectos de integración en infraestructura -energía y transporte-, "es claro que si Venezuela regresa a la CAN querrá regresar pisando duro y pedirá modificar numerosas normas andinas que le garanticen su modelo de autoabastecimiento de alimentos y de otros sectores industriales, manteniendo medidas restrictivas a las importaciones originarias de los países andinos y el control cambiario que ejerce".
 
¿Qué hará Colombia para cumplir los TLC que ya ha firmado y los que viene negociando con base en la normativa andina, si se presentan estos cambios? Rojas cree que nuestro país podría llegar al punto de tener que retirarse de la CAN, lo que sí generaría una crisis política profunda en la región.

Por otro lado, que Venezuela sea miembro del bloque no garantiza que vaya a cumplir con los compromisos del grupo andino ni tampoco asegura el mismo flujo de exportaciones que estamos teniendo con nuestro vecino. "Venezuela era el país que más incumplía las decisiones del tribunal andino antes de su retiro y lo seguirá haciendo porque tiene un modelo diferente al nuestro, una filosofía diferente y planes endógenos de desarrollo interno. No hay posibilidad de insertar esa estructura dentro de otra totalmente ajena", dice Alberto Schlendinger, ex director de Proexport en Caracas.
 
Además, "es bueno que Colombia se prepare para la volatilidad venezolana. Las empresas colombianas tienen que aprovechar el momento para abrir oportunidades en nuevos mercados porque el vecino no va a durar hasta siempre", dice el economista venezolano Ricardo Haussman.

Y ni que decir de las negociaciones con la Unión Europea. Ronald Bakalarz, presidente de la junta directiva de Analdex, afirma que si con cuatro países la situación es difícil de manejar, la entrada de Venezuela sí que complicaría las posiciones negociadoras. Además, "si se incorpora al proceso, puede generar más presión contra Colombia y Perú en temas tan sensibles como propiedad intelectual, agricultura, inversiones y servicios", agrega Tangarife.

Como miembro pleno o como miembro asociado y a pesar de las complicaciones que pueda tener para nuestro país, es muy probable que Venezuela regrese a la CAN, eso sí, sin hacer ninguna reserva frente al Acuerdo de Cartagena, como lo manda su artículo 134 y la forma y condiciones de su regreso deberán ser definidas por la Comisión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?