| 10/4/2010 12:10:00 PM

Sube la meta exportadora

La incorporación de nuevos sectores a programas de transformación productiva busca que, para 2014, unos 20 sectores exporten US$12.724 millones.

Con iniciativas montadas sobre el trípode de la competitividad integral, el acceso a nuevos mercados y el apoyo gubernamental, el Gobierno lanzó el pasado 8 de septiembre su Estrategia de Comercio Exterior para los próximos cuatro años. Su meta, alcanzar exportaciones superiores a los US$50.000 millones para 2014.

La ambiciosa apuesta, lanzada durante el Congreso de exportadores de Analdex por el presidente Juan Manuel Santos, busca profundizar el proceso de internacionalización que arrancó en la década de los 90 y que todavía tiene un largo trecho por recorrer para lograr su consolidación. Sin ir más lejos, en el contexto latinoamericano Colombia es uno de los países con menor participación de las exportaciones dentro del Producto Interno Bruto (PIB) y de menor ingreso exportador por habitante.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), mientras en Chile las exportaciones tienen una participación de 32,8% dentro del PIB y en Costa Rica de 29,9%, en Colombia es apenas de 14,4%, superando solo a Brasil, con 9,7%.

También Colombia está rezagada en participación de las exportaciones por habitante. En Chile, las exportaciones por persona alcanzan US$3.122; en México US$2.136; en Venezuela US$2.013; mientras en Colombia son de US$730.

¿En qué consiste y cuáles son los planes para concretar esta estrategia? La estrategia plantea, en el eje de la competitividad, avanzar en reformas que hagan más eficientes tanto a la economía como al Estado, para generar las condiciones propicias para el desarrollo empresarial.

Los cambios en este eje pasan por una mejora sustancial en temas de infraestructura y logística, facilitación de trámites empresariales y reducción de los costos de producción vía rebajas arancelarias y eliminación de la sobretasa del 20% a la energía que pagan los industriales y que, según datos del propio gobierno, representa unos $600.000 millones al año.

Quizá uno de los componentes más importantes y a la vez polémicos de este eje tiene que ver con una propuesta de rebaja arancelaria para materias primas y maquinarias que no se produzcan en el territorio nacional. De acuerdo con Diego Rengifo, vicepresidente de Analdex, el Gobierno es conciente de los altos aranceles que se pagan en el país y que alcanzan en promedio 11,2%, mientras en Perú apenas son de 4,2% en promedio.

La rebaja arancelaria tiene un doble propósito: por un lado, reducir los costos a los empresarios y, por otro, mitigar el impacto de la revaluación del peso colombiano, pues en palabras del presidente Santos, lo que se busca es generar una mayor demanda de maquinaria y equipo que mejore las condiciones de productividad del empresariado colombiano.

Carlos Ronderos Torres, ex ministro y consultor de Ronderos y Cárdenas, explica que esta rebaja de aranceles tiene un gran componente cambiario "porque permitirá que los colombianos gasten más divisas trayendo estos equipos del exterior, lo que favorece la demanda de dólares y ayuda a la competitividad". El ex ministro cree que esta medida resultará positiva para el aparato productivo colombiano, pero reconoce que particularmente genera controversia en el sector agrícola, que podría verse afectado en algunos de sus productos. Ya se ha abierto la discusión alrededor del tema.

El eje de búsqueda de nuevos mercados plantea continuar con la estrategia que viene del gobierno anterior de abrir nuevas ventanas para los exportadores colombianos. El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz Granados, ha dicho que el cierre de la negociación del Tratado de Libre Comercio con Panamá, previsto para finales de este año, le permitirá al país contar con 11 tratados comerciales con 47 países. El funcionario ha ratificado el interés del Gobierno de iniciar en los próximos meses negociaciones con Japón, Costa Rica y República Dominicana y avanzar en la estrategia con Asia-Pacífico.

Esta ampliación de mercados permitirá consolidar la meta de lograr exportaciones superiores a los US$50.000 millones en los próximos cuatro años. Según Díaz Granados, la puesta en marcha de esta estrategia debe llevar al país a lograr exportaciones para 2014 por US$48.000 millones en bienes y por US$5.200 millones en servicios.

Por su parte, Ronderos Torres cree que el gran desafío para el Gobierno será lograr que en esta composición de exportaciones, los bienes no tradicionales y con mayor valor agregado tengan una participación importante. "Estas cifras se pueden lograr sin mayor problema con el aumento esperado en las exportaciones de bienes básicos como el petróleo y el carbón, pero se debe hacer un esfuerzo adicional para que las manufacturas tengan un crecimiento importante", señala.

Esta expectativa ha sido contemplada por el ministro Díaz Granados, quien ha señalado que su cartera trabaja para que en 2014 los 20 sectores que para entonces harán parte del programa de transformación productiva sean grandes generadores de empleo, ingresos y exportaciones.

Una de las metas del funcionario apunta a lograr que para ese año estos 20 sectores generen 625.124 empleos -actualmente la cifra es de 313.000-; sus ventas sean de US$38.167 millones -hoy llegan a US$18.627 millones- y sus exportaciones alcancen US$12.724 millones -frente a US$3.897 millones hoy-.

El tercer eje que apalancará el logro de estos objetivos tiene que ver con el apoyo del Gobierno para lograr la competitividad y la consecución de nuevos mercados. El presidente Santos destacó cómo buena parte de las reformas que se tramitan en el Congreso buscan generar mejores condiciones de competitividad.

Entre ellas, mencionó la reforma a las regalías que no solo busca garantizar una distribución más equitativa de la riqueza petrolera en el país sino que, además, apalancará con un 10% de estos recursos las labores de innovación, ciencia y tecnología que se requieren.

Algunas de las iniciativas contempladas en la Estrategia de Comercio Exterior buscan dar continuidad a las políticas que probaron su éxito en el gobierno anterior. Esto, antes que un defecto, puede ser justamente el atributo que permita anticipar el cumplimiento de las metas propuestas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?