| 7/19/2007 12:00:00 AM

Ronda de Doha: ¿camino al fracaso?

Los temas agrícolas tienen paralizada la Ronda de Doha de la OMC. El desafío no es tanto económico sino político y la decisión de avanzar está en manos de los países desarrollados.

El compromiso que habían adquirido todos los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para finalizar en diciembre de este año las negociaciones de la ronda de Doha, muy seguramente no podrá cumplirse. Los pronósticos de los analistas no son nada optimistas, sobre todo después de que en la última reunión realizada en Potsdam, Alemania, el Grupo de los Cuatro -Estados Unidos, La Unión Europa, India y Brasil- no llegó a ningún acuerdo.
 
El tema que los divide sigue siendo la agricultura, a pesar de que este sector pierde cada día más su importancia relativa en el producto mundial. Y es que según Ricardo Argüello, investigador de la Universidad del Rosario, la agricultura sigue siendo un tema políticamente sensible, objeto de poderosos grupos de interés e importante para el ingreso de muchos países en desarrollo.

Lo cierto es que, por culpa de este estancamiento, otros temas tan importantes como la liberalización de los servicios, bienes ambientales y biodiversidad, que también hacen parte del mandato de Doha, no han podido ser abordados. Como bien lo asegura Pascal Lamy, director general de la OMC, "la ronda se encuentra en una encrucijada: o sigue la dirección del éxito, o toma el lento camino hacia la parálisis, y para alcanzar la primera es preciso realizar avances esenciales en lo que respecta a las subvenciones a la agricultura y los aranceles aplicados a los productos agrícolas e industriales".
 
Por ahora, la Unión Europea y Brasil ya aceptaron llegar a un acuerdo para resucitar las negociaciones. Sin embargo, "las decisiones más importantes están en manos de los Estados Unidos", explica Claudia Uribe, representante de Colombia ante la OMC. "Si el Congreso de este país no le extiende el poder al Presidente para negociar acuerdos comerciales, o decide incrementar los subsidios a la agricultura, Doha se demorará muchos años más en terminar", agrega.

Agricultura: las diferencias
Según Uribe, al día de hoy solo hay un acuerdo en agricultura dentro de la OMC: la eliminación de los subsidios a la exportación de productos agrícolas para 2013. Sin embargo, en materia de ayudas internas, competencia en las exportaciones y acceso a mercados, las diferencias son abismales. Los países desarrollados como Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y Suiza entre otros, se empeñan en seguir desembolsando alrededor de US$90.000 millones en ayudas internas y en mantener los aranceles a la entrada de productos agrícolas de países en desarrollo.
 
Hay otro grupo de países —las economías emergentes como Brasil, India y China— que no están muy interesados en ceder en los temas agrícolas. "Mantener el statu quo es óptimo para ellos dados los altos niveles de crecimiento que tienen, sin tener que comprometer su economía interna", dice Uribe.

Un tercer grupo es el conformado por países en desarrollo como los africanos, que defienden la no apertura de los mercados de los países desarrollados que les otorgan preferencias arancelarias. Por último, está el grupo conformado por países como Australia, Nueva Zelanda, Costa Rica, Colombia y otros más, quienes impulsan una gran reforma en materia agrícola: eliminación de las ayudas internas, de los subsidios a las exportaciones y el libre acceso a todos los mercados.
 
Según Alberto Lora, asesor del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, estas diferencias sólo serán subsanables cuando por lo menos los dos primeros grupos tomen decisiones políticas necesarias para impulsar algún acuerdo.

"Actualmente, el desafío no es tanto económico como político, pero todos los integrantes de la OMC tienen que ser conscientes de los enormes riesgos que entrañaría un fracaso, no sólo para la OMC, sino para los países en desarrollo a los que corresponde una parte importante del crecimiento mundial", concluye Lamy en uno de sus discursos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?