| 8/19/2009 12:00:00 AM

¿Para dónde nos vamos?

El mercado para diversificar exportaciones es el centroamericano, pero hay que tratar de entrar en todos los países. Venezuela no desaparecerá pronto. “El presidente Chávez siempre dice mucho más de lo que hace”, Angela María Orozco.

De acuerdo con las consultoras Ángela María Orozco y Olga Lucía Lozano, es necesario diversificar las exportaciones a otros países. Aunque parece obvio por la relación actual con sus vecinos, la pregunta que se plantea es ¿a dónde exportamos?

 

Afirman, que puede que si bien Ecuador y Venezuela no se sustituyan de inmediato y de forma radical, ahora hay una buena oportunidad para identificar diferentes alternativas de exportación fuera del vecindario. Sin embargo, no se puede escoger un destino y exportar por exportar.

Las consultoras comentan que un primer paso es identificar los países o las regiones donde Colombia ha suscrito acuerdos de libre comercio que proporcionen ventajas económicas. “Teniendo en cuenta este aspecto, es clave atrapar Centroamérica”, afirma la consultora Ángela Orozco.

Ambas resaltan que uno exporta a donde le queda más fácil. Además, es más rentable cualquier negocio comercial dependiendo de su cercanía geográfica.

Pero en el mercado centroamericano, conformado por países pequeños, quizás hay que pensar en toda la región. “El esfuerzo que uno haga no tiene sentido hacerlo si no se busca incursionar en todos”, comentan.

Los exportadores tienen que realizar el ejercicio juicioso de mirar cifras de mercado, identificar su competencia y condiciones arancelarias y las barreras fitosanitarias y comerciales diferentes de los aranceles.

Las consultoras resaltan dos aspectos importantes. El primero, es que en el 2002 y 2003 cuando se cayó el mercado venezolano con el Gran Paro Nacional, empezaron a subir las exportaciones colombianas hacia México y a Centroamérica. Cuando se reactivó Venezuela, las exportaciones volvieron a bajar. “Esto fue un hito porque te dice que cuando no hubo opción, la gente buscó una alternativa y se exportaron los mismos productos”, comenta Ángela María Orozco.

“El presidente Chávez siempre dice mucho más de lo que hace y en la realidad puede hacer mucho menos de lo que dice”, asegura la consultora.

Por otro lado, el reemplazo del mercado a corto plazo es muy difícil. “En el corto plazo no nos van a sustituir, pero en el mediano plazo es otra cosa. Con este tiempo me refiero a 7 u 8 años”, afirma Olga Lucía Lozano.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 517

PORTADA

Los cuatro desafíos más grandes para las 4G (además de Odebrecht)

El escándalo de Odebrecht es apenas uno de los problemas que enfrenta el ambicioso programa de infraestructura. Otros cuatro desafíos están en el camino. El futuro de las 4G.