| 8/30/2007 12:00:00 AM

Logística, la clave del comercio

El país está consciente de la importancia de la logística para ser competitivos en los mercados internacionales. Sin embargo, aún quedan muchas tareas por desarrollar en infraestructura y coordinación institucional.

Colombia ha empezado a reconocer la importancia de la logística para convertirse en un país competitivo, como lo hicieron a su debido tiempo Holanda, Alemania, Corea, Singapur, México y Chile. La política nacional de competitividad tiene como uno de sus pilares el desarrollo de proyectos de infraestructura que le permitan al país conectarse más rápidamente con los mercados internacionales; además, en el último Congreso Internacional de Logística Nacional se creó la Junta de Logística para coordinar todos los temas relacionados con la materia, reflejando el compromiso que tiene el gobierno para poner el tema dentro de la agenda pública. Por otro lado, los agentes de comercio exterior, cada vez más, dejan en manos de los expertos el proceso de articulación y precisión que se requiere para que los productos que se exportan e importan, lleguen a los centros de consumo.

Es claro que Colombia está pensando en la logística desde muchos frentes, pero aún falta mucho. "La labor la está haciendo de manera desarticulada, siendo contradictoriamente el orden, la precisión y la sincronización principios básicos de la logística. Esta desarticulación nos resta competitividad", asegura Omar González, presidente de Almacenar y de la Asociación Colombiana de Logística. Además de que en nuestro país tenemos que hacer frente a situaciones muy particulares —inseguridad en las carreteras, interrupción frecuente del tránsito, imposibilidad de utilizar las vías un 100% del tiempo, costos altos de transporte terrestre—, que hacen de la logística una labor complicada, existe también una descoordinación institucional que no permite que la cadena logística sea integral. "Si bien el país ha avanzado mucho en la eliminación de trámites innecesarios —especialmente en las aduanas—, son demasiados los organismos que intervienen en la formulación de políticas, normas, estrategias y que además son supervisores", explican González y Leonardo Sicard, socio de la firma Araujo Ibarra.



La importancia

"Debido a que las fronteras han desaparecido y hoy los productos se mueven desde lugares remotos hacia centros de consumo cada vez más alejados, la logística -entendida como el proceso de articulación, precisión y cumplimiento que brindan las compañías a sus clientes- se convierte en un elemento fundamental para cumplir con el objetivo de estar presente en el lugar preciso y en el momento exacto", explica Javier Díaz, presidente de Analdex.

De las operaciones de logística también depende la competitividad de los productos nacionales en los mercados internacionales, pues estas permiten suministrar al cliente lo que quiere, cuando lo quiere, donde lo quiere y sobre todo al precio que lo quiere. Según Eduardo Pizano, presidente de la junta directiva de Sala Logística, los tratados de libre comercio permitirán que el precio de nuestros productos ya no tengan el peso del arancel, sin embargo, sí seguirán teniendo el peso de los altos costos logísticos en los que tienen que incurrir los empresarios nacionales. "Si no tenemos una logística eficiente, integral y coordinada, el costo de nuestros productos en el exterior seguirá siendo el mismo, y habremos perdido todo el esfuerzo para ganar competitividad", dice.

Andreas Wiechert, funcionario de la Asociación Logística de Chile, explica cómo es posible que cada día en el mundo seis millones de personas coman salmón chileno y siete millones de personas tomen el vino de ese país: "Todo es gracias a que el sector público y privado le apostaron a convertir a Chile en una potencia logística para afrontar los desafíos que venían con la firma de 14 tratados de libre comercio. Junto a inversionistas extranjeros y locales desde mediados de los años 90, el país ha realizado inversiones por más de US$7 billones para mejoras estratégicas de la infraestructura pública", dice.

Pero la logística también es un factor clave para la generación de empleo en un país. González asegura que las diversas actividades relacionadas con la logística son de las más demandantes de mano de obra tanto calificada, como básica. "En Europa, por ejemplo, se espera que el 30% de los nuevos empleos en los próximos diez años sean generados por este sector", agrega.



Avanzamos, pero...

No puede negarse que Colombia ha tenido un avance importante en materia de logística. "La evolución más significativa está en materia de telecomunicaciones. Además, para el final de este gobierno los corredores viales que no estén en construcción ya estarán licitados", afirma Pizano. Por el lado de las compañías que prestan los servicios de logística el avance también es notorio. "Las antiguas almacenadoras entendieron que debían evolucionar hacia un servicio integrado de logística y en general lo están haciendo de una manera eficiente", agrega.

"En puertos, la mejora también es evidente. Actualmente se adelanta un acuerdo de cooperación entre las autoridades aduaneras de los Estados Unidos y la Dian con el fin de instalar sistemas de alta tecnología, que permitan detallar la mercancía de los contenedores sin necesidad de abrir físicamente la carga. Esto significa que los exportadores colombianos van a tener un acceso más fácil y a un menor costo al mercado de los Estados Unidos", afirma Juan Mauricio Ramírez, vicepresidente del Consejo Privado de Competitividad.

Sin embargo, los progresos, en algunas ocasiones, vienen acompañados de retrocesos. La descoordinación institucional, muy común en nuestro país, también toca al sector logístico. Al tiempo que se instalan equipos más modernos, la Dian anunció que pretendía entregar en concesión la revisión del 35% de la carga, lo que generaría una enorme congestión en los puertos como lo denunciaron con preocupación diversos sectores. "Este es el resultado de que haya ocho instituciones - La Superintendencia de Puertos, El Ministerio de Transporte, El Ministerio de Comercio Industria y Turismo, la Aeronáutica Civil, la Superintendencia Financiera, la Dian, la Dirección Nacional Marítima (Dimar) y la Consejería para la Competitividad - interviniendo en la formulación, implementación y evaluación de las políticas del sector", explica González.

De esta manera, aunque el país ya entendió que la logística debe convertirse en política de Estado, todavía existen varias tareas por desarrollar si queremos convertirnos en una de las naciones más representativas en esa actividad y ser competitivos en los mercados internacionales. "Los operadores logísticos deberán prepararse para adecuarse a los retos de la internacionalización de la economía y ofrecer soluciones de valor que integren y garanticen operaciones de transporte terrestre e internacional, junto con elementos claves tales como la nacionalización, distribución, almacenamiento y seguimiento de la operación. Realmente hoy son muy pocos los que ofrecen esto", asegura Alejandro Adelsohn, gerente de ventas y marketing de DHL Global Forwarding. Por su lado, los grandes proyectos de infraestructura terrestre, aérea, marítima y fluvial, son por ahora solo eso, proyectos que urge hacerlos realidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?