| 9/18/2009 12:00:00 AM

Comercio mundial, a paso lento

La OMC revisa su pronóstico de caída del comercio mundial. Las economías en desarrollo, duramente golpeadas por la baja de precios.

Entre enero y marzo de 2009, el comercio de mercancías en el mundo cayó 11,2%, contracción superior a la registrada en el último trimestre de 2008 (-7%), de acuerdo con datos de la Oficina de Análisis de las Políticas Económicas de los Países Bajos (CPB).

Aunque en el segundo trimestre de 2009 la caída fue de 0,7%, el acumulado de 12 meses al cierre de junio daba cuenta de una disminución de 9,8% en las importaciones y exportaciones internacionales. La evidencia de una caída en la producción y, a su vez, el aumento en las cifras de desempleo motivaron a la Organización Mundial del Comercio (OMC) a modificar su pronóstico sobre el comportamiento del comercio de mercancías para 2009, de un descenso estimado a comienzos de año de -9%, a -10%.

Las previsiones de la OMC apuntan a que las exportaciones de las economías desarrolladas podrían caer este año 14%, en tanto las de los países en desarrollo podrían descender 7%, atenuadas por el mejor comportamiento registrado en las economías asiáticas, básicamente China, India y Japón, que podrían ser las primeras en salir del desplome comercial que se registra desde el año pasado.

Incluso China superó por primera vez en la historia reciente a Alemania como principal exportador mundial, en valores. Esto sucedió en el primer semestre del año, cuando, de acuerdo con datos de la CPB, las exportaciones de China llegaron a US$521.700 millones, en tanto las de Alemania fueron de US$521.600 millones.

A pesar de que la caída del comercio ha golpeado por igual a todos los sectores productivos, el mayor rigor lo han sentido los productores de vehículos y de maquinaria en los países desarrollados. Solo en el caso de Alemania, las exportaciones cayeron cerca del 40% al cierre de abril, frente a igual periodo de 2008, afectado principalmente por la reducción en cerca del 50% de la venta de vehículos y camiones ligeros.

En los países en desarrollo, el impacto se ha dado por la menor venta de bienes básicos, entre ellos materias primas, hidrocarburos, minerales y bienes agrícolas, duramente golpeados por la menor demanda y la caída en los precios internacionales. Solo en abril, la caída de las ventas de productos de hierro y acero de China alcanzó 67%, de acuerdo con datos de la OMC.

Y, aunque en junio hubo un respiro luego de reportarse un aumento del 2,5% en el comercio de mercancías, la CPB no cree que esto implique una mejora en la perspectiva para este año. El Fondo Monetario Internacional (FMI) coincide con los negativos pronósticos del comercio en 2009 y cree que la baja en exportaciones mundiales podría ser de 14,6% e incorpora un dato adicional que resulta preocupante para los países en desarrollo: en julio pasado el índice de precios de los productos básicos cayó 36,8% frente al promedio de 2008.

América Latina, en la tendencia

En Latinoamérica, las perspectivas no son mejores. La Comisión Económica para América Latina (Cepal) estimó recientemente que en el primer semestre del año las exportaciones de la región cayeron 30,9% en valor y 15,3% en volumen. En la presentación del reciente informe Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe, la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, anticipó una caída en las exportaciones de la región de 11% en volumen para 2009 -el peor resultado desde 1937- y vaticinó que las importaciones descenderán 14%, la caída más fuerte desde 1982.

Colombia también ha sentido el rigor de los menores flujos de comercio internacional y la caída en los precios internacionales de sus exportaciones. Entre enero y julio, las exportaciones colombianas registraron una caída en valor de 19,6% frente al mismo periodo del año anterior, al pasar de US$22.851,6 millones, a US$18.383,9 millones, aunque en volumen la caída fue de solo 0,8%. El golpe más fuerte lo han sentido los productos tradicionales, cuyas ventas han descendido 25,1% en valor, siendo el petróleo el producto más afectado, pues a pesar de haber aumentado sus despachos en volumen un 22%, por efecto de precios reportó una caída del 38% en valor. En productos no tradicionales, la caída fue del 12,7%, principalmente por las menores ventas de confecciones y productos de plástico.

Para Olga Lucía Lozano, socia de la firma colombiana Research & Opportunities (R&O), la coyuntura colombiana es más compleja por la situación con Venezuela y Ecuador "y por la agenda con énfasis doméstico en Estados Unidos, que no parece privilegiar la aprobación del TLC en el corto plazo". Por eso, cree que en el país debe darse una profunda reforma en comercio, "pues la regulación y los instrumentos deben adaptarse a la crisis".

Por destinos, el mayor impacto se ha sentido en la disminución de las ventas a los principales socios comerciales: Estados Unidos, Venezuela y Ecuador. Solo en el caso de Estados Unidos, las ventas en el primer semestre, en valor, mostraron una caída de 23,9% en valor.

Sin embargo, en otros países de América Latina la situación no ha sido mejor. De acuerdo con datos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la caída en precios de las exportaciones llegó en Venezuela a 53,6% en el primer semestre del año; en Ecuador alcanzó 41,8%; en Chile 38,8%, en México 31,6% y en Perú 29,6%. Y, aunque los precios de algunas materias primas han tenido un leve repunte en los últimos meses, hay quienes atribuyen este comportamiento a un componente especulativo en el corto plazo.

La secretaria ejecutiva de la Cepal cree que en América Latina se debe trabajar en adoptar "políticas para reactivar el comercio, porque el futuro poscrisis seguirá premiando las economías con mayor orientación exportadora, con avances en materia de competitividad e innovación tecnológica".

Aunque las voces sobre una mayor apertura comercial crecen y se han reactivado las negociaciones de la Ronda de Doha, que buscan eliminar aranceles, las políticas proteccionistas y promover una mayor liberalización de las economías, la persistencia de la caída en el comercio mundial, y una demora en la reactivación de las economías, podrían dar al traste con los esfuerzos por eliminar las barreras al comercio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?