| 11/13/2009 12:00:00 AM

Colombia abre puertas en Centroamérica

Los empresarios nacionales buscan ampliar su participación en un mercado de 28 millones de consumidores, que el año pasado importó bienes por cerca de US$30.000 millones.

Luego de dos días de reuniones, el martes 27 de octubre terminó, en Ciudad de Guatemala, la Macrorrueda de Negocios con Centroamérica, que dejó expectativas de ventas para concretar en los próximos meses por US$46,5 millones.

Estos encuentros de negocios son una buena oportunidad para que los importadores y exportadores se conozcan y establezcan relaciones de confianza que se concretan al cabo de varios meses -incluso años-, pero en esta ocasión más de una decena de empresarios colombianos logró salir con pedidos en la mano.

La presidente de Proexport, María Elvira Pombo, destacó la gran empatía entre la misión colombiana integrada por 312 empresarios nacionales interesados en exportar sus productos a Centroamérica, y los 282 hombres de negocios de estos países. Esta además es la Macrorrueda más grande que se ha realizado fuera de Colombia.

En momentos en que se han cerrado las puertas en Venezuela y Ecuador para un grupo importante de productos colombianos, otras comienzan a abrirse en países como los centroamericanos, que hasta el momento no han sido muy explorados.

La puesta en vigencia, desde este 13 de noviembre, del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y los países del Triángulo Norte de Centroamérica, integrado por Guatemala, El Salvador y Honduras, ha generado un renovado interés por explorar esta región.

¿Qué representa la vigencia de este TLC y qué tanto se podría aprovechar en la actual coyuntura exportadora? Este acuerdo facilita el acceso de productos colombianos a un mercado de 28 millones de consumidores, con un Producto Interno Bruto de US$75.000 millones y una tasa de crecimiento de 4%. Las importaciones de estos tres países fueron US$30.000 millones en 2008 de los cuales Colombia participó con US$335 millones.

El vicepresidente de la República, Francisco Santos, quien inauguró oficialmente la Macrorrueda organizada por Proexport Colombia, no duda en calificar de 'bendición' el cierre de los mercados vecinos.

En su opinión, esto ha llevado a los empresarios nacionales a buscar oportunidades en otros países amigos, como los del Triángulo Norte de Centroamérica, que están mostrándoles a los empresarios colombianos que el mercado no se acaba en el vecindario.

Álvaro Concha, director de la oficina de Proexport en Guatemala, considera que la puesta en vigencia del TLC permitirá dinamizar los lazos comerciales y ampliar las inversiones que de lado y lado han comenzado a realizarse.

Por solo señalar un par de ejemplos, el directivo de Proexport destacó el interés de la cadena guatemalteca de restaurantes El Pollo Campero por entrar al mercado colombiano y destacó el interés de compañías como Alpina, que analizan las oportunidades en Centroamérica.

 

Un amplio portafolio

En el ámbito agrícola, el tratado contempla una desgravación inmediata del 53% de los productos colombianos, entre ellos uchuvas, tomate de árbol, granadillas, especias, almidón de maíz y tabaco. En cinco años podrán ingresar sin aranceles los animales vivos, miel, frutas y hortalizas, bananos, preparaciones en conserva y jugos de frutas.

También está previsto que de manera inmediata y sin pagar arancel, puedan ingresar a Guatemala y El Salvador el 53% de los productos del ámbito industrial y, en el caso de Honduras, el 55% de los bienes. Esto abre oportunidades para la sal refinada, productos minerales como azufre, yesos y cales; combustibles minerales, energía eléctrica, algunos químicos orgánicos, llantas neumáticas, cascos de seguridad, vidrios, algunas maquinarias mecánicas y eléctricas, congeladores horizontales y verticales, vehículos para el transporte de 15 personas o más, cinturones de seguridad y material para cultura física, gimnasia o atletismo, entre otros.

Antes de cinco años, estará abierto el mercado de estos tres países para el 63% del universo arancelario colombiano y antes de diez años el 70%, ampliando así las oportunidades.

María Elvira Pombo explica que, si bien el Gobierno ha hecho su parte celebrando acuerdos de libre comercio y profundizando la diversificación de mercados, "esto no se vuelve real si el sector privado no se apropia de las oportunidades".

El camino del TLC con el Triángulo Norte apenas arranca, pero desde ya empresarios y Gobierno confían en que su recorrido traerá buenas oportunidades para todos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?