| 7/18/2008 12:00:00 AM

CAN ¿la hora de la despedida?

La suspensión de las negociaciones con la Unión Europea es una prueba más de lo difícil que es mantener la integración entre los países andinos.

Los desencuentros entre los países de la Comunidad Andina de Naciones, CAN, por cuenta de las diferencias en sus modelos de desarrollo, tienen en jaque la negociación del Acuerdo de Asociación de las cuatro naciones con la Unión Europea, UE.

La situación de la integración andina no deja de preocupar. Incluso, hay quienes como el embajador de Colombia en Perú, Álvaro Pava Camelo, creen que la CAN tiene sus días contados, tras asegurar que "estamos a uno o dos meses de decidir si la Comunidad Andina tiene sentido hacia el futuro o se quiebra", en tanto que el presidente Alan García condicionó la continuidad de Perú en este grupo a que sus vecinos Bolivia y Ecuador dejen de 'boicotear' su estrategia de firmar nuevos tratados.

El freno en las negociaciones con la UE es visto por algunos como una 'estocada' a la CAN y hay quienes se preguntan si la integración se podrá recuperar de este golpe.

Para el presidente de Analdex, Javier Díaz Molina, es hora de sincerarse y de buscar salidas realistas. "Al esquema andino no se le puede pedir más de lo que puede dar, no es una zona aduanera sino una zona de libre comercio", explica Díaz, quien considera que no es realista consolidar acuerdos más allá de lo que el bloque andino puede lograr.
 
Como se sabe, la negociación de bloques implica la adopción de disciplinas comunes en temas como el aduanero, en el que los andinos aún no han podido llegar a un acuerdo para dar el mismo tratamiento al ingreso y salida de mercancías desde cualquiera de sus puertos. Incluso, la adopción de un Arancel Externo Común -que unifica criterios arancelarios frente a terceros países-, que ya estaba a punto de definirse hace unos meses, fracasó porque Bolivia no acepta compromisos de desgravación mientras no haya garantías de que sus exportaciones hacia la UE crecerán dos dígitos.

Santiago Pardo, coordinador de negociaciones del Consejo Gremial, cree que "ya es hora de que los andinos decidan de una vez qué quieren hacer. Es difícil desarrollar negociaciones internacionales con visiones distintas". Mientras Colombia y Perú creen en el libre comercio, Bolivia y Ecuador prefieren un esquema de desarrollo que le da un papel preponderante al Estado.

¿Está cerca el fin de la CAN? Para el experto en comercio exterior, Marcel Tangarife, si bien el esquema de integración andina está muy golpeado, no es probable que desaparezca. En su opinión, la estructura de los organismos internacionales está diseñada para no desaparecer fácilmente, así quede operando con solo dos países. Además, considera que para Colombia sigue siendo importante mantener los beneficios de la zona de libre comercio con sus socios andinos, pues es un espacio natural que debe protegerse.

Santiago Rojas, experto en comercio y director de la Fundación Buen Gobierno, cree que a la división que existe en temas de comercio entre los andinos, se suma un ingrediente explosivo: el enfrentamiento político entre los socios. Para nadie es un secreto que las peleas personales entre los presidentes de Ecuador y Colombia -que llevan varios meses- y las que protagonizan -desde hace unas semanas- los mandatarios de Perú y Bolivia, están creando un ambiente de pugnacidad. "Me imagino que esto ha llevado a los negociadores a caminar sobre cáscaras de huevo", sostiene Rojas al explicar la dificultad que enfrentan los negociadores andinos.

En busca de salidas

Ante la imposibilidad de que los países andinos se pongan de acuerdo, la UE anunció la primera semana de julio la suspensión de la cuarta ronda del Acuerdo de Asociación. El objetivo es que los andinos definan si quieren seguir avanzando en el acuerdo.

Jorge Ramírez Ocampo, asesor de comercio exterior, cree que este aplazamiento debe servir para que los países andinos fortalezcan sus lazos de unión y busquen alternativas para superar el actual estancamiento en las negociaciones con la Unión Europea. "En estos momentos tenemos tres opciones: una, olvidarse de la CAN; dos, aceptar que la CAN negocie como bloque la parte política y de cooperación y que el pilar económico solo se desarrolle con Perú y Colombia, que han expresado su interés; y tres, que se abra la posibilidad de que más adelante Ecuador y Bolivia, si así lo quieren, puedan participar del proceso", explica Ramírez. Cree que las dos últimas son las más adecuadas para continuar avanzando.

Aunque los voceros de la UE han insistido en que la negociación debe darse por bloques y que resulta impensable adelantar procesos individuales con algunos países andinos, porque va en contravía del mandato de la Comisión Europea, comienzan a escucharse algunas voces que podrían darle una salida intermedia al tema. El comisario europeo Peter Mandelson dijo recientemente que podría buscarse una alternativa con los países que sí quieren avanzar en este acuerdo.

Con el 'tiempo extra' planteado por UE, se busca generar un espacio de reflexión para que los países decidan si seguirán negociando de manera coordinada o no.

Ricardo Duarte, el jefe negociador colombiano, reconoce que este es "un momento difícil de la negociación" y no oculta el temor de que el tiempo no sea suficiente.

Todo indica que el acuerdo con la UE podría ser el encargado de resucitar o sepultar el esquema andino de integración.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?