| 8/23/2010 11:20:00 AM

Buenas ventas en el vecindario

Aunque los empresarios han comenzado a diversificar mercados y productos, en cifras absolutas solo 671 empresas, 6% del total que exportan, comercializan el 91% del valor total exportado.

Los exportadores colombianos están redescubriendo los mercados de América Latina. Después de concentrarse por casi cinco años en el mercado venezolano y padecer los efectos de la crisis financiera internacional -que redujo la demanda en los mercados tradicionales-, en el último año muchos empezaron a rehacer contactos en países del hemisferio y a explorar mercados con la esperanza de remontar sus alicaídas cifras.

Hace un año las entidades de comercio exterior y los empresarios colombianos iniciaron una estrategia para buscar nuevos mercados. Esta incluyó la participación de los exportadores en 148 eventos internacionales, actividades sectoriales con 2.600 empresas colombianas y 2.200 compradores, dos macrorruedas de negocios y el apoyo a firmas interesadas en participar en ferias nacionales.

El enfoque propuesto en uno de sus ejes buscaba llegar a mercados 'de mantenimiento y expansión' como Chile, Costa Rica, Ecuador, Perú, Panamá y los del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras). Los resultados están a la vista.

De acuerdo con el Dane, entre enero y junio de este año las exportaciones colombianas a Brasil crecieron 100,7%, llegando a US$451 millones; a Ecuador aumentaron 37,3% y alcanzaron los US$823,2 millones; a Perú variaron 40,9% hasta los US$533,3 millones; con Chile crecieron 17% a US$374,6 millones; y con México 21,8%, para llegar a US$312,2 millones.

Entre los productos para mercados latinoamericanos se destacan pescados, con una variación de 359,7%, el de azúcares y confites (54,6%) y el de productos de floricultura (32,3%).

El presidente de Analdex, Javier Díaz Molina, cree que la estrategia impulsada para afianzar mercados en América Latina está funcionando. Sin embargo, reconoce que aún no se pueden esperar cifras extraordinarias o una recuperación total del 'hueco' de las menores ventas a Venezuela.

"Los empresarios han venido haciendo la tarea, pero no hay que perder de vista que estos son procesos que toman tiempo y hasta ahora llevamos solo un año. Como siempre he afirmado, una estrategia de este estilo puede empezar a tener resultados sólidos luego de por lo menos tres años, porque un nuevo mercado no se conquista de la noche a la mañana", asegura Díaz.

El ex ministro y consultor de la firma Araújo Ibarra y Asociados, Jorge Ramírez Ocampo, cree que esta es "una estrategia razonable que ha tenido hasta ahora un éxito relativo porque el problema para los empresarios es que la consecución de nuevos mercados no es fácil".

Para el director del departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana, Eduardo Pastrana, el proceso ha sido un poco improvisado aunque tiene una lección para los exportadores: si bien se ha iniciado de manera tardía la diversificación de mercados, la buena noticia es que por fin arrancó. "Los empresarios han entendido que tarde o temprano había que diversificar y esto es lo positivo de esta coyuntura", explica Pastrana.

Mercado con potencial

Si bien las empresas colombianas han avanzado en la búsqueda de nuevos mercados, siguen concentradas en unos pocos. El ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, recordó que para 2008 el 76% de las 11.061 exportadoras apenas vendía a dos mercados. Solo 92 empresas venden a más de 20 mercados y apenas 739 están entre seis y diez mercados. De hecho, en cifras absolutas, solo 671 empresas; es decir, el 6% comercializan el 91% del valor total exportado.

Pero, ¿cuáles son las oportunidades que pueden encontrar los empresarios colombianos en mercados latinoamericanos que de tiempo atrás se observaban con cierta prevención porque en muchos casos resultaban directamente competidores de los productos colombianos?

De acuerdo con un análisis elaborado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en el corto plazo se han identificado oportunidades para los exportadores colombianos en "productos asociados a sectores de artículos del hogar, cosméticos, autopartes, aparatos eléctricos, confitería y preparaciones alimenticias, así como confecciones, textiles, cuero y calzado, editorial e industria gráfica".

Para el mediano plazo, el estudio considera que se pueden hacer nuevos negocios o aumentar los que ya existen en productos como calzado y textil confección.

También se espera la incursión en nichos específicos y de valor agregado en cajas plegadizas de lujo y etiquetas de lujo, cuadernos tipo agenda y publimpresos, equipo original de marca de autopartes, muebles de diseñador, jeans, ropa interior y trajes de baño premium, calzado industrial e infantil, confecciones infantiles, dotación institucional, frutas exóticas con certificación (Fair Trade), pasabocas para el mercado étnico; así como servicios de animación y videojuegos, aplicaciones para tecnologías móviles, software, BPO y editorial.

Los productos que en el largo plazo muestran oportunidades importantes en los mercados de América Latina son, entre otros, los farmacéuticos, instrumentos y aparatos, autopartes, confección, marroquinería, joyería de diseñador, frutas y verduras, confitería, panela, flores, software, BPO y productos del sector acuícola y pesquero.

Los empresarios están haciendo la tarea para diversificar mercados. Sin embargo, este es un trabajo permanente que no puede dejarse a un lado con los primeros cantos de sirena del restablecimiento de mercados tradicionales, pues los empresarios ya han aprendido la lección: no hay que poner todos los huevos en la misma canasta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?