| 11/23/2007 12:00:00 AM

Brasil, el interés crece

Los brasileros siguen llegando a Colombia. El sector de la siderurgia y la minería son los más atractivos para el país del sur. El gobierno busca atraer sus inversiones a otros sectores.

En Brasil, el interés por invertir en nuestro país sigue creciendo. Según Proexport, algunos de los casos de inversión más representativos del año 2007 en Colombia son de dos grupos empresariales brasileros: Votorantim y el Grupo Gerdau. El primero adquirió el 52% de las acciones de Acerías Paz del Río por US$490 millones y el segundo un paquete de acciones de la misma empresa por US$66 millones. La llegada de Natura, la empresa de belleza y cosmética más grande del Brasil, es otro de los casos recientes de inversión brasilera en el país. La compañía invirtió más de US$6 millones para iniciar sus operaciones en Colombia y Venezuela, ha vinculado en nuestro país a más de 1.500 consultoras en menos de seis meses y adelantó sus planes de expansión a ciudades como Medellín y Barranquilla.

Pero los ejemplos no terminan allí. Según el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, durante todo 2007 el país ha recibido la visita de un número importante de potenciales inversionistas, algunos de los cuales ya han confirmado sus próximas inversiones. "En diciembre de este año llegará el grupo empresarial Vale do Rio Doce, considerado como el rey del hierro en el mundo y el segundo minero del planeta", dice el Ministro. Al parecer, de los US$59.000 millones que esta empresa invertirá en su expansión durante los próximos años, US$6.300 podrían quedarse en Colombia en la instalación de una de sus plantas de producción de aluminio y en la compra de la hidroeléctrica Pescadero-Ituango. Por su lado, el director de la oficina de Proexport en Brasil, Carlos Rodríguez, asegura que se ha conocido la decisión de una empresa brasilera del sector de los biocombustibles, por ahora confidencial, de invertir más de US$500 millones en los próximos tres años.

Sin embargo, de aquí para allá las cosas no son iguales. En materia comercial, aunque las exportaciones hacia Brasil han crecido en los últimos años, nuestra balanza con ese país sigue siendo deficitaria por más de US$1.000 millones y los productos que exportamos son de muy bajo valor agregado. "Colombia todavía no aprovecha las oportunidades comerciales con Brasil, un país que privilegia las importaciones de los países latinoamericanos", dice Francisco Solano, presidente de la Cámara de Comercio Colombo Brasilera. En el tema de inversiones, una de las pocas empresas colombianas que ha penetrado el mercado brasilero es ISA, que en julio de 2006 adquirió el control de la Compañía de Transmisión de Energía Eléctrica Paulista. A través de ésta, hace algunos días se adjudicó uno de los dos mejores tramos en una subasta de líneas de transmisión de electricidad en ese país, lo que requerirá inversiones por más de US$604 millones en menos de dos años.

Colombia-Brasil: ¿En qué estamos?

Colombia cuenta con un acuerdo de alcance parcial de complementación económica (ACE 59) suscrito en 2004 entre los países miembros de la Comunidad Andina de Naciones y los Estados que conforman el Mercosur, entre ellos Brasil. En este se pactó que el 24% de las exportaciones colombianas tendrían acceso inmediato en el mercado brasilero, el 88% se desgravaría en cuatro años, y el 97% en ocho años. Por su lado, el 80% de las exportaciones de Brasil a Colombia tendrían acceso libre en un plazo de 12 años. Como resultado del ACE 59, en 2006 Colombia exportó hacia Brasil un 78% más que en 2007, entre desechos de aluminio, ferroníquel, neumáticos, coques de hulla y aceite de palma. Sin embargo, en el mismo año, las importaciones desde ese país crecieron aún más, profundizando la balanza comercial negativa. De Brasil llegan a Colombia productos con alto valor agregado como aviones, teléfonos celulares, automóviles, medicamentos, entre otros.

Por el lado de la inversión las cosas no son diferentes, la etapa de internacionalización de las empresas brasileras ha alcanzado a nuestro país y el interés por invertir aquí ha ido creciendo, especialmente desde el año 2004, cuando empezaron a llegar importantes grupos empresariales como Petrobrás, Artecola, Camargo Correa, el grupo Synergy, Buscar, Odebrecht, Marcopolo, Natura y el Grupo Gerdau, entre otros. Actualmente, Brasil ocupa el puesto número once entre los países que invierten en nuestro país y en el primer semestre de 2007 el 35% del monto total de inversión en Colombia provino de ese país.

"Desde que el grupo empezó a invertir en Colombia comprando unos pozos de petróleo en el Pingüino, Meta, vimos grandes valores en este país. Colombia históricamente es muy estable. En los últimos 50 años no ha tenido hiperinflaciones, ni revoluciones o golpes de gobierno y en términos de inversión las reglas son transparentes", asegura Germán Efromovich, presidente del Grupo Synergy (dueño de la aerolínea Avianca). Él y Jorge Gerdau, presidente del Grupo Gerdau, fueron premiados recientemente por Colombia es Pasión en reconocimiento a la apuesta que hicieron al invertir en Colombia, generando gran cantidad de puestos de trabajo, bienestar social y desarrollo.

Solano asegura que la creciente ola de inversiones brasileras en nuestro país se debe a la conjunción de ciertos factores. "El nivel de crecimiento de la economía colombiana, incluso por encima del promedio latinoamericano, los bajos niveles de inflación, el creciente flujo de inversión extranjera, el tamaño del mercado, la flexibilidad de las normas laborales, la competitividad del costo del recurso humano, los tratados de libre comercio, y las inestables reglas de juego de los demás países andinos, son sin duda las condiciones que hacen del territorio colombiano uno muy atractivo para los empresarios brasileros", explica. "Las inversiones seguirán llegando y esto es muy bueno para el país, pues se trata de una inversión que genera transferencia de tecnología y le da oportunidades a los profesionales colombianos de aumentar su competitividad", agrega.

Las oportunidades

El ministro Plata no espera mucho de las exportaciones colombianas hacia Brasil. "Producimos cosas muy parecidas y Brasil es un país muy competitivo. Adicionalmente las comunicaciones con ellos son muy difíciles. Los exportadores tienen que darle casi toda la vuelta al continente para llegar a Brasil", explica. "Es por esto que un tratado de libre comercio no está entre los planes de la agenda comercial del gobierno Uribe, lo que podría haber entre los dos países es un acuerdo para evitar la doble tributación. Además, el déficit de la balanza comercial lo estamos intentando revertir atrayendo más inversionistas extranjeros", agrega.

Sin embargo, Solano asegura que existen muchas oportunidades en materia comercial con el impulso de algunos servicios y productos no tradicionales. Desde que Brasil empezó a implementar el programa de sustitución de importaciones, ha privilegiado las exportaciones que vienen de los países sudamericanos y ha financiado estudios de mercado en la mayoría de estos países. "Para Colombia, los estudios han demostrado que los textiles, los fungicidas y herbicidas, las medicinas, las flores y el software pueden abrirse camino en el mercado de Brasil, el país que produce el 41% del PIB latinoamericano, tiene el 40% de la población del subcontinente y es el principal receptor de inversión extranjera directa", dice Solano.

Aunque lo atractivo del mercado brasilero salta a la vista, Colombia le está apostando a la fortaleza financiera y al modelo de internacionalización de los grupos empresariales brasileros. A través de la promoción del modelo de zonas francas, de los contratos de estabilidad jurídica, y de las oportunidades de expansión de mercados que tiene cualquier empresa que se establezca en nuestro país con la entrada en vigencia de los TLC que se están negociando, el gobierno colombiano le apunta a que los brasileros sigan invirtiendo en varios sectores prioritarios para ese país como la siderurgia, los automotores, software, alimentación, textiles, confecciones e infraestructura energética y de transporte.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?