Opinión

  • | 2008/04/11 00:00

    Yahoo! para microsoft. Boo-hoo! para otros

    Bastante ha sonado por estos días la posible compra de Yahoo! por parte de Microsoft. Jerry Yang, co-fundador y CEO de la compañía, rechaza abiertamente la iniciativa. ¿Qué hay detrás de esta mega-transacción de la era digital?

COMPARTIR

A Jerry Yang, co-fundador de Yahoo!, le preguntaron recientemente en un evento de industria sobre el futuro de la compañía. Su respuesta: "No estoy seguro". Con una oferta de US$44,6 billones en una mano, y un futuro incierto en la otra, no es del todo sorprendente la respuesta del joven visionario.

¿Pero por qué es tan importante la compra de esta compañía para el gigante Microsoft? y ¿por qué llegó Yahoo! a tal punto de vulnerabilidad que permite una oferta hostil para su compra? Finalmente, ¿Qué implicaciones tiene este trato para la industria digital y los negocios en general?

El ícono

Los Fundada en 1994 por Jerry Yang y David Filo, dos estudiantes de doctorado de la Universidad de Stanford, Yahoo! posiblemente es la marca más representativa de la era Web, del Silicon Valley y de la multibillonaria industria de los buscadores. Con más de 500 millones de usuarios a nivel mundial y operaciones comerciales en 20 mercados, la compañía del mercadeo irreverente tiene en ascuas a Wall St., a Bill Gates y al mundo entero.

Search

De los US$21 billones de la industria del marketing digital en EE.UU., reportados por el Interactive Advertising Bureau (www.iabcolombia.com), aproximadamente el 40% se fue al vehículo publicitario denominado "search" o consultas en buscadores estilo Yahoo!, Google, MSN, y otros. Para poner esta cifra en contexto, esos US$8,4 billones que factura la industria del search en EE.UU., equivalen a unas diez veces el tamaño de la industria publicitaria total en Colombia, televisión incluida. Aunque hoy Yahoo! goza de una participación pequeña de las búsquedas realizadas en Colombia, comparado con el líder de mercado Google, es claro para todos que fue ésta la primera compañía que inició la industria del search.

El negocio

Los Con las cifras anteriores, entendemos el afán de Microsoft de hacerse a esos revenues, para seguir agrandando sus arcas. El monstruo de Redmond tiene su propio buscador, pero es plenamente conciente de que al comprar a Yahoo! estaría acortando brutalmente su curva de aprendizaje de esta disciplina. Como el mismo Gates lo ha anunciado públicamente, acá estaría comprando principalmente talento y know-how más que cualquier otra cosa.

Inicialmente se habló de una compra a través de acciones, con lo cual Microsoft estaría pagando cada acción de Yahoo! a US$31. Los últimos rumores hablan de una negociación de 50% de acciones, 50% efectivo, e incluso un "all cash deal", o pago al 100% en efectivo para "dar contetillo" a Yang. La transacción, de US$44,6 billones, hace ver como microscópicas las recientes compras de Myspace.com en US$580 millones por parte de NewsCorp, y de YouTube.com por parte de Google, en US$1,65 billones. ¡Más pequeña aún la compra que realizó la misma Microsoft en el año 1998 de la compañía de correos gratuitos Hotmail, en US$400 millones!?

Cultura corporativa

Los Para los que hemos tenido el privilegio de trabajar en Silicon Valley, pocas cosas se evidencian tanto como los inmensos problemas de cultura corporativa que enfrentarían las dos compañías, de darse la transacción. En resumen: los empleados de Yahoo! en la soleada Sunnyvale no van a estar contentos de trasladare al mega-compound de Microsoft en la lluviosa Redmond, al norte del continente, ni mucho menos de sentir que "vendieron su alma al diablo", ya que para muchos insiders del archi-competido mundo digital, Bill Gates podría ser el diablo (no es mi opinión personal). Aunque esta percepción pudo haber cambiado para el mundo externo, cuando Gates anunció su incomparable donación personal para lo que es hoy por hoy la fundación de beneficencia más grande del mundo, para los jugadores hard-core de la industria digital, la percepción demoníaca sigue viva.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?