Opinión

  • | 2005/03/04 00:00

    ¿Un gerente no familiar para su empresa?

    Recuerde que tiene dos retos: la empresa y la familia.

COMPARTIR

Muchas veces, la empresa familiar (EF) está en una encrucijada. El gerente, familiar, y a veces fundador, se debe retirar. En el caso del fundador, por su edad toma decisiones que no convienen, o simplemente está cansado. En otros casos, el gerente es incapaz, o mantiene malas relaciones familiares. Supongamos además que no hay un sucesor adecuado, o simplemente que la familia ha decidido, por razones de convivencia, no estar al mando de la empresa. Entonces, se decide conseguir un gerente externo.

Este caso de la vida real ilustra algunas recomendaciones. Argemiro, gerente (familiar) de la EF de los Vicuña, causó una situación de iliquidez, ya que las decisiones de inversión eran tomadas de prisa. Además, no había una junta directiva (JD) que ayudara en la toma de decisiones. La JD era de papel. Cuando los resultados de la empresa se revelaron, los accionistas se sorprendieron con las malas cifras. Se optó enseguida por un cambio en la gerencia.

La familia consideró diferentes parientes para el cargo, pero no encontró el sucesor apropiado, y después de muchos "ires y venires", tras un riguroso proceso de selección, contrató a Persisto (no pariente), pero la familia siguió con los "hilos del poder". No pasa un solo día sin que los familiares llamen a solicitar información o a preguntar cómo van las cosas. "Si esta empresa es nuestra, no puede ser de otra manera" afirma Candelario, sobrino de Argemiro.

Los empleados, fieles a la familia, hablan con ellos, y aprovechan para criticar la labor de Persisto porque "todo tiempo pasado fue mejor"; y "¿qué mejor oportunidad para informarles ya que preguntan?".

Persisto, además, encontró que los resultados de las decisiones de Argemiro se empezaron a ver durante su gestión, ya que los efectos de las decisiones que se toman en un período se aprecian en los subsiguientes. Adicionalmente, la JD de Persisto todavía está conformada por familiares, incluido Argemiro.

La situación de Persisto no es ideal y la familia tampoco está a gusto con él. Estas recomendaciones son para la familia y para el gerente no familiar.



Al gerente externo

- Los miembros externos de una JD añaden objetividad y profesionalismo. Si la JD está compuesta solo por familiares, tenga cuidado. Pregúntese si el gerente anterior forma parte de la JD. Aunque esto es frecuente, seguramente le va a dificultar su gestión.

- Exija un Protocolo Familiar con reglas claras de participación e involucramiento de la familia. Si no lo hace, es posible que la familia interfiera en su gestión.

- Conozca a todos los miembros influyentes de la familia antes de aceptar. No se lleve sorpresas desagradables.

- Exija un golden parachute para que, si es despedido, no sufra económicamente. En una EF, un gerente externo puede servir como chivo expiatorio de una pelea familiar.

- Estudie las decisiones que se tomaron antes de su ingreso pues afectarán los resultados de su gestión.

- Recuerde que tiene dos retos: la empresa y la familia.



A la familia

- Un gerente externo puede ser un puente importante, mientras los miembros de la familia se preparan. Además, puede ser el maestro de la próxima generación.

- Un gerente externo capaz es fuente de ideas frescas. Una forma de traer el talento que hace falta.

- Contrate personas más preparadas y con talentos complementarios a los suyos.

- Describa claramente el cargo. Especifique características intelectuales y valores morales.

- Haga una juiciosa selección. Cuente con varias opciones. Puede ser conveniente contar con apoyo de un "cazatalentos".

- Procure que quien contrate tenga similares valores a los suyos.

- Considere paquetes atractivos de remuneración. Mire el mercado y proponga remuneraciones variables. Pero no entregue acciones de la compañía como parte de la compensación porque se convertirá en un inconveniente al retiro del gerente. Considere paquetes de compensación con "acciones fantasma".

- Si resuelven retirarse, retírense. No deambulen por las oficinas como fantasmas.



dvelezm@alum.mit.edu
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?