Un Estado Comunitario

| 12/14/2001 12:00:00 AM

Un Estado Comunitario

Erradicar la miseria y construir una sociedad con equidad distributiva, mediante la revolución de las oportunidades, tienen que ser los objetivos del modelo de desarrollo.

por Alvaro Uribe

La creciente participación en la economía mundial es un camino para nuestro país. Pero no podemos confundir una economía mundial integrada con una globalización deshumanizada, que podrá ser insostenible por los resultados sociales adversos para muchos países. De ahí que los procesos de integración tienen que dar tratamiento diferente a economías diferentes y permitir que las rezagadas alcancen a ser competitivas. La integración no es sinónimo de importaciones desenfrenadas de alimentos en perjuicio de la producción y el empleo de nuestro país. El libre comercio tiene que contar con regulaciones sociales. Y fenómenos como la revaluación, el contrabando y las altas tasas de interés son nocivos para participar en la economía mundial.



Propongo un modelo social demócrata sin clientelismo, por medio de un Estado Comunitario por oposición al Neoliberalismo y al Estado Burocrático.



La utopía neoliberal predica más mercado y reduce la intervención estatal. Abandona la cláusula social a las leyes del mercado, lo que produce desequilibrios en las relaciones económicas internacionales y ahonda la injusticia en la distribución del ingreso.



El Estado Burocrático derrocha los recursos en politiquería y clientelismo, no es exigente en materia de eficiencia y competitividad, no es severo contra la corrupción y mantiene un discurso socialdemócrata para atraer electores a quienes frustra una y otra vez.



La socialdemocracia planteó hace décadas objetivos que conservan su validez: avanzar hacia el empleo productivo, que no lo logran el empleo politiquero ni las importaciones desbocadas; mejorar la equidad en la distribución, pero el Estado Burocrático ha creado más miseria que no se supera sin una correcta asignación de los recursos públicos; avanzar hacia la cobertura universal de la seguridad social, que requiere solidaridad, eficiencia, actores privados y públicos, por contraste con monopolios oficiales o de empresa privada; y profundizar la descentralización, cuyo fervor popular puede perderse a medida que continúe el descuido de lo social por financiar la politiquería.



El Estado Comunitario busca que los recursos lleguen a erradicar miseria y a construir equidad. Exige prioridades sociales y transparencia en el gasto público. Se sustenta en mayor participación ciudadana en las decisiones públicas; mayor intervención de organizaciones ciudadanas en la ejecución de tareas estatales; y supervisión comunitaria de lo público para evitar la corrupción.



El modelo busca dar confianza a inversionistas y trabajadores. Exige estabilidad macroeconómica, responsabilidad en las reglas de juego y orden público.



El buen manejo de la macroeconomía es necesario para acelerar el crecimiento, que implica mayores tasas de inversión y ahorro. Lo anterior es esencial para el empleo. Y no podemos descuidar la inflación por el impacto que en ella ha tenido la recesión. La alta inflación es barrera a la inversión, devora las posibilidades de los pobres y no permite créditos a largo plazo y bajo interés para los sectores sociales.



Las reglas de juego tienen que ser adoptadas con transparencia y acatadas con seriedad. No se puede ofrecer una exención tributaria por 10 años y derogarla antes. Propongo 6 herramientas para mejorar la solidaridad:



1. La revolución educativa.



2. El avance en la seguridad social.



3. Impulso a la economía solidaria y cooperativa.



4. El manejo social de los servicios públicos.



5. Un sector agropecuario vigoroso.



6. Y la revolución de propietarios, con nuevos canales de crédito, mercadeo asociativo y capacitación técnica para la pequeña y mediana empresa.



Con orden público, avanzaremos hacia una patria con predominio de clase media democrática, tolerante y "en armonía con el ambiente".
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.