Opinión

  • | 2007/12/07 00:00

    Transferencia Generacional

    “Pero además, tenemos un conocimiento tácito del negocio, de las fórmulas de cocina, de la manera como atendemos a los clientes y de la forma en que tratamos a nuestros empleados y proveedores que debemos también pasar a las siguientes generaciones"

COMPARTIR

Cuando se habla de sucesión en una familia empresaria, generalmente se piensa en la sucesión de la propiedad, en la sucesión del liderazgo de la empresa o en la sucesión del liderazgo de la familia. Pero, alguna vez se ha preguntado usted ¿qué es lo que quiere realmente perpetuar en las siguientes generaciones? ¿Es simplemente la propiedad de su empresa lo que quiere pasar, o usted quisiera también trasladar aquellos elementos de su familia empresaria que los ha hecho exitosos? Si eso es así, ¿ha hecho planes concretos para hacerlo, de igual forma como hizo su plan de sucesión patrimonial?.

Rosendo (75) y Ermelinda (70) han desarrollado una gran cadena de restaurantes en los cuales han depositado buena parte de su vida y toda su fortuna. El negocio se ha crecido mucho, hasta tal punto que cuentan con más de mil empleados. Como es natural, ya han pensado en su retiro. Y acá van los pormenores de lo que me dijo Rosendo en nuestra última conversación.

"Bueno, ya nos ha llegado el momento del retiro, creo que nos hemos pasado un poco de tiempo y lo vamos a realizar muy pronto. Ermelinda y yo tenemos una casa a la orilla del mar, en donde ya hemos previsto nuestras actividades futuras; además, tenemos fondos aparte de la empresa, lo que nos permitirá gozar de un retiro tranquilo, económicamente hablando. Por otro lado, el negocio ya tiene un plan estratégico desarrollado. Sabemos en qué estamos y en lo que estaremos dentro de diez años.
 
Nuestros hijos, Facundo y Priscila, se han preparado para asumir sus responsabilidades como sucesores, saben perfectamente lo que se debe hacer. En la Junta Directiva tenemos tres miembros externos con toda la capacidad y el conocimiento para orientarnos. Y, los hijos que no trabajan en el negocio, ya entendieron cuáles son las responsabilidades que tienen como accionistas pasivos. El gobierno del sistema de nuestra familia es integral. Contamos con asambleas, consejos de familia y juntas directivas.

Pero quiero enfatizar que para esta preparación lo primero que resolvimos fue una pregunta básica. ¿Queremos pasar el negocio a las siguientes generaciones? A lo cual nuestra respuesta fue: tenemos muy claro que lo que queremos es que este patrimonio se aumente y que los que lo reciban lo puedan pasar también corregido y aumentado a las siguientes generaciones. No solo queremos pasar la propiedad del negocio, sino que también pasaremos una serie de recursos familiares que consideramos valiosos y que de alguna manera han hecho que nuestro negocio sea diferente al de los demás negocios de este tipo.
 
En primer lugar, los valores que nos han caracterizado porque somos personas íntegras, con un alto sentido de la responsabilidad y nos gusta el trabajo. Pero además, tenemos un conocimiento tácito del negocio, de las fórmulas de cocina, de la manera como atendemos a los clientes, y de la forma en que tratamos a nuestros empleados y proveedores que debemos también pasar a las siguientes generaciones. Para lograr ese traspaso "integral", hemos desarrollado estrategias particulares, porque como le digo, no es solo el patrimonio lo que vamos a dejar. Es también ese conjunto de recursos que nos han hecho diferentes de los demás y que han marcado nuestra diferenciación competitiva".

Señor Empresario Familiar: Es claro que el retiro y la sucesión deben prepararse con anticipación. Rosendo y Ermelinda no sólo se han preparado personalmente, han preparado su negocio, han preparado a los sucesores y han preparado a la familia como familia y como accionistas. Además de todo eso, han establecido cuáles son los recursos familiares que han contribuido para la diferenciación de su negocio, y concluyeron que esos recursos no financieros también se deben pasar a las siguientes generaciones.
 
Han definido que lo que quieren pasar a sus descendientes no es solamente una empresa, sino también ese potencial de creación de riqueza que conlleva elementos que los hacen diferentes de los demás: sus conocimientos, sus redes de contactos, su relación con clientes y proveedores. Haga usted un inventario de esos recursos familiares y proponga un plan para trasladarlos a las próximas generaciones.

dvelezm@alum.mit.edu
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?