Opinión

  • | 2007/10/26 00:00

    RSE en la agenda de las grandes discusiones mundiales

    El nuevo paradigma de PAZ supone lograr el desarrollo sostenible en el sentido amplio de la palabra, ambiental y social.

COMPARTIR

Durante las últimas semanas, algunos de los foros internacionales más importantes han dedicado sus discusiones y decisiones a los temas de responsabilidad social, enfocados especialmente en el efecto sobre el medio ambiente, el desarrollo sostenible y el desarrollo social.

El Premio Nóbel de Paz
Por segundo año consecutivo el Premio Nóbel de Paz es otorgado a personas y esfuerzos vinculados con el desarrollo sostenible. El año pasado, como todos recordamos, se otorgó al Grammeen Bank y a Muhamed Yunus por sus esfuerzos en el apoyo a micro emprendedores en Bangladesh, mientras que este año se otorgó en forma compartida a algunos de los líderes más importantes a nivel mundial en el esfuerzo por reducir el calentamiento global, como son el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, IPCC, por su sigla en inglés, y al ex vicepresidente de los Estados Unidos Al Gore.

Probablemente menos conocidos en nuestro medio que el señor Gore, los esfuerzos adelantados por el IPCC, constituyen el fundamento para demostrar la gran mayoría de los efectos del calentamiento global, y el avance que ha tenido este fenómeno durante los últimos años.

El IPCC es una entidad fundada por la Organización Meteorológica Mundial, WMO, y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, UNEP. Dirigido por el eminente profesor hindú Rajendra Pachauri, uno de los mayores expertos a nivel mundial sobre cambio climático, el IPCC se ha encargado de documentar desde el punto de vista científico, no solo los efectos del calentamiento global y las catastróficas consecuencias que sobre el planeta se pueden generar en caso de que la humanidad no tome decisiones y acciones drásticas e inmediatas, sino que también ha diseñado y propuesto mecanismos para evitar acabar con la humanidad.

Si bien el IPCC declara enfáticamente que la solución requiere de un proceso de conscientización individual y colectiva, al tiempo que un proceso de exigencia a las empresas de un comportamiento ético y socialmente responsable. También ha estudiado con la mayor profundidad la posibilidad de crear mecanismos económicos que hagan que para los distintos agentes sea un buen negocio reducir las emisiones causantes del calentamiento global.

Algunas de los resultados más interesantes y relevantes de los trabajos producidos por el IPCC muestran la importancia económica que para países como Colombia puede tener desarrollar mecanismos de producción de energía limpia, de reducción de emisiones o de preservación de las selvas de Urabá y el Amazonas. www.ipcc.ch.

Por su parte, el trabajo de Al Gore es bien conocido en nuestro medio. Dado el carácter político que significa la figura del ex vicepresidente ya hay quienes afirman que este premio representa aspiraciones a ser presidente. También hay quienes dicen que en caso de que llegara a ese cargo ojalá tuviera el valor para adherir a los Estados Unidos al protocolo de Kyoto, cosa que no hizo cuando era vicepresidente.

El Foro de Biarritz
Mientras en Noruega se definía el Nóbel, al otro lado del mundo, en Chile, se reunía el Foro de Biarritz, escenario de encuentro de Europa y Latinoamérica, el cual en esta ocasión tomó como tema principal "La cohesión social y la responsabilidad social empresarial".

En este escenario se planteó el papel indiscutible del sector privado en la construcción de sociedades más justas y en la búsqueda del desarrollo sostenible. Se llegó a cuatro conclusiones fundamentales que fueron: i) es indispensable crear una agenda de desarrollo digital en los países en desarrollo que evite un rezago adicional en este campo, ii) se debe favorecer la banca social y los instrumentos de microcrédito, iii) se deben fortalecer los programas de inclusión social de las poblaciones discapacitadas, incluyendo desplazados, iv) se deben crear modelos de migración más inclusivos.

Con estos ejemplos vemos cómo las grandes discusiones mundiales reconocen la necesidad de contar con una sociedad que realmente cuide el medio ambiente y atienda los grandes temas sociales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?